Aprende a liberarte de la ansiedad en 8 pasos

Nuestras mentes no paran, ideas y más ideas, pensamientos dando vueltas sin cesar... la máquina mental nos tiene atrapados... y es cuando en estos momentos sentimos una presión en el pecho, o en el corazón, y a veces en el abdome: la ansiedad está ahí.


Cuando nos preocupamos demasiado en el pasado es fácil caer en depresión, y al inrevés, cuando nos alejamos tanto del presente y solo proyectamos el futuro, es fácil caer en la ansiedad.


En este post os compartimos algunos trucos y pasos que te pueden ayudar a vivir más ligero y con menos ansiedad. Estos 8 pasos son como un camino para salir de la ansiedad.

¡Los resultados siempre dependerán de ti! ¡Recupera tu fuerza, tu energía y tu felicidad!

 

1.Conoce el mecanismo de la ansiedad.

 

Recuerda que la ansiedad es un mecanismo de supervivencia ante situaciones que el cerebro percibe como peligrosas. Las sensaciones corporales son reacciones normales del cuerpo, no son perjudiciales en sí misma, un mecanismo que está preparado para “salvarnos” del peligro no puede al mismo tiempo realizarnos ningún daño.

Detente un momento y piensa lógica y racionalmente acerca de tus preocupaciones.

 

2. Acepta lo que está pasando.

 

Habla y expresa tus sentimientos exterioriza tus sensaciones, tus miedos. La huida es la gran trampa de la ansiedad.

Si esperas el tiempo suficiente, el miedo acabará por desaparecer. De esta forma, aprenderás a poner en práctica el control de la ansiedad.

Como ocurre con una olla a presión, necesitas válvulas de escape; si no le quitas la válvula para que suelte la presión llega un momento en el que explota. Expresa cómo te sientes a menudo, no esperes a estallar, cuenta tu malestar cuando aun éste sea de baja intensidad. Muchas personas se esfuerzan por controlarse intentando a toda costa que las emociones no aparezcan temiendo que los demás se den cuenta. A veces, el temor a parecer más débil o bien preocupar a tu entorno, pero es este esfuerzo por contenerse a uno mismo que resulta inútil y aumenta aún más la tensión emocional, creando el malestar y éste terminará por explotar de forma brusca y descontrolada, a veces con un enfado desmedido, o por no poder dejar de llorar, un ataque de ansiedad, etc.

No acumules tensiones, ¡Desahógate con frecuencia! y ¡Enfréntala, comienza a tomar el control sobre ella!

 

3. Mindfulness y Meditación

Cualquier técnica de relajación te puede ayudar. Una de las técnicas más sencillas es respirar lenta y profundamente es muy importante utilizar la respiración abdominal, para relajarse física y mentalmente e ir tomando el control de la situación. Si respiras pausadamente te ayudará a equilibrar el organismo y recuperar las energías necesarias para hacer frente a tu día a día. Practícala, repítela con frecuencia y notarás sus beneficios.

 

La meditación es conocida también como el alimento espiritual y tiene también grandes beneficios al experimentar la confianza, gratitud y empatía te llevará a sentir paz y esperanza. Dr. Harold G. Koenig, autor de El poder sanador de la fe dijo a CBN News que la gente que medita tiene una mejor salud.

 

4. Oler lavanda y/o te de manzanilla

* LAVANDA – Su olor nos ayuda a dormir profundamente además de lograr alcanzar un estado pleno de relajación.


* MANZANILLA – Ayuda a calmar el sistema nervioso y evita la acidez generada por el estrés.


También puedes usar aceites esenciales de estas dos flores.

 

5. Interpreta la realidad con distancia.

 

Elimina los pensamientos negativos con una actitud positiva, rechaza ver el lado menos bueno de la vida. No te lamentes tanto, busca lo positivo de cada situación, esfuérzate por querer seguir adelante y saber que lo qué piensas influirá en cómo te sientes. Quizás no puedas elegir lo que te ocurra pero si puedes decidir cómo reaccionar frente a ello.

 

6. Aprender a ser asertivo 

O lo que es lo mismo, a buscar el equilibrio entre los demás y tú. Tienes derecho a decir lo que piensas. Olvídate de lo que piensa la gente, se tú mismo/a, dar mucha importancia a lo que piensen los demás siempre te creara tensión y te restará libertad.

 

7.Evita estar siempre preocupado

Gran parte de nuestras ansiedades vienen originadas por las preocupaciones, pero al fin y al cabo, siempre existirán asuntos que no irán bien, aspectos que no sabremos cómo transcurrirán, situaciones que nos agobiarán, etc.

Uno de los mejores remedios para controlar la ansiedad es centrarse en el presente, del pasado no podemos cambiar ni un solo segundo, así que para qué malgastar energía en algo que ya pasó o en un futuro que no existe, no tenemos control sobre él, no tiene sentido vivir preocupados por algo que aún no ha llegado, así que es muy importante centrarnos en el presente, aceptando todo aquello que forma parte del día a día buscando soluciones a todo lo que sí sea modificable.

 

8.¡Disfruta la vida!

Vive mejor desarrollando tu conciencia de lo hermosa que es la vida, muchos otros son desafortunados con su salud física, tragedias, perdidas, etc. a medida que nos apresuramos por la vida, cargando con más cosas hora tras hora, nos estiramos como una goma elástica hacia el punto de ruptura. Evita el exceso de ocupación, el día solo tiene 24 horas. Organízate y prioriza en aquellas tareas verdaderamente importantes.

Delega en otras personas, evita acumular tareas y no te responsabilices de lo que corresponde a otros. Explora y Descubre todo lo bueno.Y sobretodo

¡Disfruta de cada momento, es lo único que tienes!

 



#cambio #ansiedad #combatirlaansiedad #causasdelaansiedad

3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo